MUJERES CON PELOTAS

A fines del año pasado, la Comisión Directiva de la Liga Regional Colón, presentó una nueva modalidad de juego para la temporada 2017. Allí se decidió que los partidos a disputarse en todas las categorías se jugarían en doble jornada: las categorías Femenino y dos divisiones inferiores más jugarían los días sábados y el resto los días domingos.

WhatsApp Image 2017-03-07 at 22.00.25

En febrero de este año, uno de los clubes integrantes de la liga presento un escrito, avalada por 6 clubes más, en donde se elevó un reclamo sobre el desdoblamiento de la jornada de la Liga Regional Colón. En la misma,  se aduce dificultades económicas para contar con personal para la organización de los encuentros programados y se solicita la posibilidad de hacer opcional jugar con las inferiores masculinas el día sábado.

Desde la Comisión Directiva de la Liga, se dio lugar al reclamo entendiendo los argumentos económicos y se hizo opcional para los clubes, presentar el día sábado o domingo, esas dos divisiones, con previa notificación entresemana. Con lo cual, podría ocurrir que el día sábado solo se juegue la categoría de futbol femenino. Y el resto de las divisiones el domingo.

Fue llamativa la presentación del escrito en las oficinas de la Liga Regional Colón teniendo en cuenta que ya había sido aprobado el desdoblamiento de la jornada deportiva por los clubes. Pero más llamativo es el punto 5 de la nota presentada (a la cual MdG tuvo acceso) que llena de sospechas el argumento económico que sostienen los clubes:

“5- Evaluando varias situaciones, consideramos que el vocabulario que se utiliza generalmente en las tribunas del Torneo Femenino, no es el correcto para compartir con las familias de las categorías Cebollitas, Séptima y Sexta, por lo tanto solicitamos que el campeonato femenino siga disputándose los días sábados, separados de las categorías inferiores como hasta ahora.”

Teniendo en cuenta que no existe ningún registro sobre alguna queja respecto al comportamiento de las “tribunas del Torneo Femenino” la solicitada llama la atención. Consultada sobre esa particularidad, una jugadora de la Liga sostuvo “la gente que está en las tribunas son familiares y algunos jugadores que esperan sus respectivos partidos. Siempre nos cruzamos con los chicos de otras categorías y son ellos los que siempre nos preguntan cuándo vamos a  jugar y hasta nos invitan a jugar por un choripán o la gaseosa. Inclusive hasta los padres ya nos conocen”.

El punto 5 oscurece entonces cuando se apuntan a las categorías Cebollitas, Séptima y Sexta; ¿qué es lo que no tienen que ver los chicos que esperan en las tribunas? Quizás analizando el punto 6 del escrito sobre el reclamo, algo se deje entrever:

“6- Debemos tener en cuenta que los días sábados, una categoría en particular, tendrá faltante de jugadores, ya que los mismos se encuentran realizando las catequesis, para su posterior comunión.”

Utilizar como aval para la ausencia de los jóvenes  que practican deporte, la formación eclesiástica,  no presenta inconveniente y es respetable. Pero quien haya redactado la nota deja entrever que no desea que los jóvenes de Séptima, Sexta y Cebollitas estén presentes cuando juegan las chicas. Y menos que estén cerca cuando ellas estén en las tribunas. ¿Por qué? ¿Qué prejuicio tiene contra mujeres jugando al fútbol?

liga regional colon

En dialogo con una persona vinculada a la administración dentro de la Liga Regional Colón, nos compartió la noción sobre que “hay chicas que van a tener que modificar sus actitudes porque van a jugar con menores, por más que ellas no lo acepten hay cosas y cosas pero es un detalle menor…” Cuando se consultó sobre qué cosas son los detalles menores, esquivo la respuesta y asintió “Vas a ver que van a terminar jugando los sábados, porque el tiempo no les va a alcanzar el domingo”.  En referencia a que hacer participar todas las divisiones un mismo día es inviable porque los estadios no cuentan con iluminación. Al respecto, el tiempo dirá.

Sin embargo, allegados a jugadoras que sostienen la posibilidad de elevar el reclamo por discriminación, cuentan sobre la existencia de declaraciones poco felices de algunos padres de jugadores de la Liga quienes dicen que no desean ver a sus hijos “cerca de esas tortilleras”, lo que recrudece el debate. Entonces aquello que no pueden ver ¿es eso?

Es evidente que aun existen resabios de una mentalidad tan primitiva que inclusive puede llegar a tener peso en las decisiones de las instituciones. Desde la Liga dieron lugar al reclamo entendiendo los argumentos económicos de los clubes y la posibilidad de optar jugar de acuerdo a su conveniencia económica.

Ahora bien, quien está detrás de quien mueve la pluma para llevar adelante tan fantasmagorica campaña de segmentación.  Los otros 6 clubes firmantes ¿que esconden detrás de esa firma? Estos personajes: ¿aún creen que la mujer es inferior? ¿Que la homosexualidad es una enfermedad? ¿Qué jugar al fútbol es solo cosa de varones? El pisa papeles de quien mando a sostener la pluma del escrito debe ser la figura de dos elefantes sosteniendo un mundo plano. Y su fundamentalismo religioso le hizo olvidar que discriminar no esta nada bien.

En tiempos donde la mujer desea igualar sus condiciones frente al avasallamiento machista; sumado a la campaña #NiUnaMenos que revela el estado de desprotección del que es víctima a diario. Y en un día como el de hoy, donde celebramos el Día Internacional de La Mujer, para reconocer y legitimar su derecho a participar, a involucrarse activamente y a elegir libremente sus preferencias: los gestos de dirigentes de algunos clubes de la Liga de Colon y sobre todo, un sector de padres de los jugadores, retroceden 20 casilleros.

La nota presentada en la Liga Regional Colón.

La nota presentada en la Liga Regional Colón.

Los firmantes de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *